REFLEXIONES SOBRE EL UNIVERSO Y LA ESPECIE HUMANA

REFLEXIONES SOBRE EL UNIVERSO Y LA

ESPECIE HUMANA

 

Pedro Gili

Departamento de Química Inorgánica. Universidad de La Laguna. Tenerife. Islas Canarias
pgili {at} ull.es; pgili5 {at} yahoo.es
(http://pedrogilitrujillo.wordpress.com)

 

ME PREGUNTO POR QUÉ ME PREGUNTO.
ME PREGUNTO POR QUÉ ME PREGUNTO POR QUÉ.
ME PREGUNTO POR QUÉ ME PREGUNTO.

RICHARD P. FEYNMAN (Premio Nobel de Física, 1965).
(Colin Humphrey, Guía del Astrónomo Amateur, Naturart S.A., Barcelona 1992)

Una existencia sin examen era algo por lo que, de verdad, no valía la pena existir.

Sócrates.
(Citado por Bertrand Russell, la Sabiduría de Occidente, Editorial Aguilar, Segunda Edición 1964, página 46)

Desde mi infancia sentía una enorme curiosidad por la astronomía. Miraba al cielo nocturno y deseaba distinguir planetas, estrellas, galaxias, etc. Recuerdo que buscando estas respuestas leí “Los mundos lejanos” de Bruno H. Bürgel, editorial Labor, 1947. que me dejó una profunda impresión. Esta curiosidad me persiguió durante toda mi vida y me llevó adquirir ya de mayor un telescopio de reflexión Schmidt-Cassegrain de 8 pulgadas, cuando regresé a mi tierra natal (Tenerife) en el curso 1979-80, procedente de Bilbao. Con este instrumento y la experiencia que tenía como astrónomo aficionado (Agrupación Astronómica de Sabadell de la que fui socio) en Bilbao, pude observar desde la luna, pasando por los planetas de nuestro sistema solar, cúmulos globulares, galaxias, y hasta nebulosas planetarias, etc. Esto unido a las lecturas divulgativas posteriores de cosmólogos como Stephen Hawking, Steven Weinberg, Lawrence M. Krauss, la astrónoma Margherita Hack, etc., me han llevado a reflexionar sobre cuestiones que desde los primeros tiempos de la humanidad han estado en la mente de los humanos. Pero ha sido una lectura del artículo de Fernando Ballesteros titulado: “El gancho de la astronomía o cómo llegar a la ciencia a través de los cielos” publicado en Apuntes de Ciencia y Tecnología nº 33, Diciembre 2009, la que finalmente me ha animado a escribir el presente artículo.

La especia humana representa la conciencia y la consciencia del cosmos y nos lleva hacernos preguntas. ¿Existe la vida en otras partes del cosmos? ¿Somos los únicos del universo que tenemos consciencia? ¿Existen muchos más universos donde haya vida con o sin seres inteligentes? ¿De dónde procedemos y cómo será el fin del universo y nuestro propio final?. Ya Paul Gauguin en 1897 en su famoso cuadro (referencia núm. 561 del catálogo de Wildenstein) se hacía preguntas como estas: ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos?

Todas estas cuestiones pueden resumirse en las siguientes preguntas:

¿Cómo o por qué existe el universo?

¿El Universo ha sido creado, ha existido siempre o tuvo un origen sin necesidad de un acto de creación? ¿Cómo será su final?

¿Cómo o por qué existe la materia?

¿La materia ha existido siempre o es posterior al origen del Universo?

Las diferentes respuestas las encontramos a lo largo de la historia, que en orden cronológico serían las siguientes:

1º. Religiosa. La Revelación y la Teología.

2º. Filosófica.

3º.Científica. El Método Científico.

4º. Diferencias entre Religión, Filosofía y Ciencia.

1º. Religiosa

-Según el hinduísmo : ¿por qué Dios ha creado el Universo? Dios no tiene que conseguir nada porque lo tiene todo. “Y sin embargo actúo”, así habla Visnú con las facciones de Krisna, el héroe Arjuna ( Bhagavadgita, III, 22). El Brahmasutra ( II,1,33) responde a la contradicción de una divinidad en absoluto no condicionada , sin carencias y por lo tanto, sin deseos, y que sin embargo crea.

(G. Filoramo, M. Massenzio, M. Raveri y P.Scarpi, “Historia de las religiones”. Crítica, Barcelona, 2000, pág. 241. )

-Otra respuesta: Dios creó el mundo o el Universo por altruismo y amor.

(Aryeh Kaplan, http://www.tora.org.ar)

-Mediante la creación, Dios manifestó su gloria, su sabiduría infinita y su bondad.

Iglesia Cristiana Evangélica de Ciudad Real. (Francisco Farrugia, http://iglesiadeciudadreal.es

-En el mundo antiguo, los dioses manejaban la naturaleza. Los pueblos primitivos respondieron a los peligros de la existencia inventando historias sobre deidades impredecibles o malhumoradas. ( Carl Sagan, “Cosmos”, Editorial Planeta, 1980, pág. 173). Mientras las religiones de origen occidental son monoteístas: judaísmo, cristianismo e islamismo y donde al sufrimiento se le da gran valor para alcanzar al paraíso en otro mundo, las religiones orientales confusionismo, budismo, taoísmo son más bien sistemas filosóficos donde predominan sabios consejos para una vida sin sufrimientos.

2º.Filosófica.

-En el Siglo VI a. Cristo, en Jonia (Grecia) se desarrolló un nuevo concepto: el Universo se puede conocer porque presenta un orden interno. ( Carl Sagan, “Cosmos”, Editorial Planeta, Barcelona. 1980, pág. 175).

Tenemos a los grandes filósofos: Tales de Mileto (625- 547 a. de Cristo) que afirmaba que el mundo no fue hecho por los dioses, sino por la labor de fuerzas materiales.

Anaximandro de Mileto (610-547 a. de Cristo) que creía en un número infinito de mundos todos habitados, etc.

Demócrito (460- 370 a. de Cristo) junto con su maestro Leucipo, emplearon la palabra átomo como constitutivo de la materia. Al negar a Dios y presentar a la materia como autocreada e integrada por átomos, Demócrito se convirtió en el primer ateo y en el primer materialista (atomista) conocido.

Aristarco de Samos (310 – 230 a. de Cristo) tres siglos después de Pitágoras, sostenía que la Tierra es un planeta y que el centro del universo es el sol y que somos ciudadanos del universo. En la época de Aristarco, el centro del saber se desplaza de Jonia a la famosa Biblioteca de Alejandría. Ésta fue el lugar donde por primera vez existió el conocimiento profundo del mundo. Allí

estuvo el matemático, astrónomo y geógrafo Eratóstenes (276-194 a. de Cristo) que determinó por primera vez las dimensiones de la Tierra. El matemático Euclides (325-265 a. de Cristo) que desarrolló allí su Geometría (Los Elementos). Arquímedes (287-212 a. de Cristo), científico y el mayor genio hasta Leonardo da Vinci. Tolomeo (100-170 d. Cristo) con su famoso geocentrismo descrito en su obra “Almagesto”, geocentrismo que duro 1500 años. Y muy especialmente la matemática y astrónoma Hipatia cuya muerte coincide con la destrucción de la famosa Biblioteca de Alejandría.

Después de un período obscuro (Edad Media), con la filosofía Escolástica (basada en la coordinación de razón y fe aunque con una clara subordinación de la razón a la fe y a la autoridad) y cuyo representante más importante fue Santo Tomás (la famosa obra “Summa Teológica” donde usando una fusión platónico-aristotélica describe las cinco vías para demostrar la existencia de Dios). No obstante, fue el comienzo de la independencia de la razón y representa el fin de la filosofía medieval y el inicio de la filosofía moderna. En el siglo XV empieza el movimiento cultural renacentista. El redescubrimiento de los textos antiguos a partir de la caída de Constantinopla, se aceleró a causa de los muchos estudiosos bizantinos que debieron buscar refugio en Occidente, especialmente en Italia. Así tenemos al genio universal Leonardo da Vinci (1452-1519) y Galileo (1564-1642). El polaco Copérnico (1473-1543) y el alemán Kepler (1571-1630).

Copérnico, 1800 años después de Aristarco restableció la hipótesis heliocéntrica. Giordano Bruno ( 1540-1600), propuso que el Sol era simplemente una estrella y que el universo había de contener un infinito número de mundos habitados por animales y seres inteligentes. Murió en la hoguera.

En el siglo XIX, nos encontramos con el positivismo cuyo exponente fue Augusto Comte (1789-1857). Según este filósofo en la historia de la humanidad se pueden distinguir tres fases: la teológica, la metafísica y la positiva. En la primera se atribuyen las fuerzas naturales a agentes sobrenaturales o dioses. En la segunda se trata de explicar la naturaleza por causas inobservables. Y en la tercera, se recurre a la observación para explicar los hechos usando las leyes naturales.

3º.Científica. El Método Científico.

Francis Bacon (1561-1626) fue un filósofo inglés que tuvo una gran importancia en el desarrollo del método científico. Según él los científicos deben ser ante todo escépticos y no aceptar explicaciones que no se puedan probar por la observación y la experiencia sensible. En su obra “Novum Organum” afirma que la verdad no deriva de la autoridad y que el conocimiento es fruto ante todo de la experiencia. Para descubrir verdades y aumentar conocimientos hay que recurrir a la experiencia y a la inducción.

Para los antiguos griegos, la ciencia o la sabiduría tenía un valor teórico y éste valor hacía al hombre feliz. En cambio, para los filósofos medievales, la sabiduría era el camino hacia Dios. Estas concepciones cambian para Bacon. Para este filósofo, la ciencia debe tener un carácter utilitario, dando a los humanos el dominio de la naturaleza y de esta manera mejorar la vida de la humanidad.

Las teorías científicas o modelos deben ser falsables. Es decir, pueden ser refutados si no concuerdan con los resultados experimentales conocidos pero también pueden confirmarse si están de acuerdo con los hechos (ser veraces) y si sus predicciones son correctas. Esto marca una gran diferencia con las pseudociencias, como por ejemplo la astrología, pseudoteorías como el creacionismo, prohibido en la escuela por sentencia judicial en USA. El diseño inteligente, una forma del creacionismo ya que implícitamente es aceptado un ser superior como creador, aunque admite la evolución de Darwin y Wallace verdadera teoría científica ya que ha sido comprobada experimentalmente. Nosotros procedemos de seres unicelulares que al cabo de miles de millones de años de evolución han formado seres pluricelulares de gran complejidad como son los primates y los homínidos entre ellos al homo sapiens que tiene una carga genética hasta de un 90% o más con los primates.

La especie humana que gracias a la ciencia ha conseguido logros importantes como es la prolongación de la vida, la curación de enfermedades algunas de ellas en forma de epidemias y pandemias con enorme cantidad de muertos y cuya causa era atribuida a un castigo de Dios, descubrimientos como el de la penicilina que ha salvado millones de vidas, etc.

El descubrimiento de nuevos materiales con posibilidades de aplicaciones en la vida ordinaria nos facilitaría nuestro trabajo, etc. La investigación científica y su hermana la tecnología nos puede llevar a un futuro inimaginable como pueden ser el teletransporte, los viajes espaciales, los ordenadores cuánticos, etc.

No obstante, la especie humana que ha hecho cosas tan maravillosas como el arte, la ciencia, la tecnología, etc., también ha demostrado a lo largo de su existencia que puede cometer los crímenes más espantosos como los genocidios, ejemplo tenemos el holocausto, en nombre de la raza, patria, religión, etc. Así las dos guerras mundiales del siglo pasado han producido más de 80 millones de muertos y actualmente existen guerras en diferentes partes del mundo con cientos o miles de muertos.

Actualmente la inteligencia artificial aplicada a los nuevos robots pueden contribuir al bienestar de la humanidad o a su aplicación a las guerras y conducirnos a la destrucción de la vida en nuestro planeta. La ONU estudia actualmente el uso bélico de los robots e Isaac Asimov, científico y divulgador de la ciencia, estableció leyes sobre los robots para evitar posibles catástrofes a los humanos.

Por desgracia, se han desarrollado miles de artefactos nucleares, químicos y biológicos que podrían destruir la vida varias veces en nuestro planeta.

Hoy sabemos por la ciencia denominada cosmología, que nuestro universo no ha existido siempre, que tiene unos trece mil ochocientos millones de años y que se originó a partir de un tamaño muy pequeño donde el modelo para describirlo es la teoría cuántica. Es de una fluctuación cuántica del vacío de donde surgió nuestro universo. En el vacío existen ondas electromagnéticas fluctuantes, partículas que aparecen y desaparecen continuamente, el bosón de Higgs, siendo la energía total distinta de cero ( energía del punto cero). Lawrence M. Krauss, “Un universo de la nada” Editorial Pasado & Presente. Barcelona. 2012. Brian Cox y Jeff Forshaw, “El universo cuántico” Debate.2ª Edición. Barcelona 2014. A continuación tiene lugar el Big Bang. Este universo primitivo sufre una gran expansión, incluso a una velocidad superior a la de la luz, llamada inflación. Experimentalmente confirmada por la radiación cósmica de fondo y las medidas de la abundancia del helio en los instantes posteriores del Big Bang. Esta expansión en general isotrópica presenta inhomogeneidades, que dan origen a las galaxias, estrellas, etc. En realidad, y de acuerdo con la teoría cuántica pueden existir numerosos universos (multiversos) siendo el nuestro uno de ellos. El nuestro presenta unas constantes físicas (masa y carga de electrón, etc.) que ha llevado a la aparición de la vida y también a la existencia del homínido homo sapiens (factor antrópico) con lo que el propio universo ha tomado consciencia de su propia existencia y que se pregunte por el por qué o como de las cuestiones planteadas al principio. Pero además podrían existir muchos universos, cuyas constantes físicas fundamentales toman otros valores y donde la existencia de seres inteligentes como nosotros sería más improbable.

En nuestro universo existe la materia que estudia la química cuyos elementos constituyentes se originaron en las estrellas, y que se encuentran clasificados en la Tabla Periódica, uno de los descubrimientos más importante de la ciencia. Ahora bien, esta materia que forma el universo visible observable y a nosotros mismo es aproximadamente el cinco por ciento de la masa total. La teoría que explica las partículas constitutivas de esta materia es la teoría estándar: electrones, quarks y neutrinos electrónicos. Los quarks forman los protones y neutrones del núcleo atómico. Los electrones en el exterior del átomo son responsables de la química de los elementos y se comportan de acuerdo con la teoría cuántica

El resto está constituída por la materia oscura y la energía oscura de las que no conocemos actualmente su constitución. Es la materia oscura la responsable de la posición de las galaxias en el cosmos y la energía oscura es la responsable de la expansión de nuestro universo y dependiendo de su cantidad nos puede predecir el final del mismo como congelado (donde las galaxias se separan enormemente entre ellas así como las estrellas que las forman, llegando a un universo oscuro, frío y desordenado con un aumento de la entropía) o desgarrado lo que supone una gran cantidad de energía oscura capaz de romper incluso a los átomos, separando los electrones del resto de sus constituyentes: protones y neutrones. También el final puede ser como consecuencia del vacío o del universo metaestable en que vivimos, que llevaría a una especie de burbuja que lo haría desaparecer. Nuevos descubrimientos sobre física de partículas de altas energías como los que se llevan a cabo en el CERN (Ginebra) nos pueden informar más sobre ésta y otras cuestiones.

4º. Diferencias entre Religión, Filosofía y Ciencia.

Las preguntas que nos hemos hecho al principio y sus respuestas pueden ahora ser comparadas.

La religiones monoteístas nos da la respuesta a la pregunta ¿por qué o como existe el universo, etc.? Dios es el creador de todo lo que existe. Los libros sagrados de estas religiones, la Biblia, la Torá, y el Corán, nos explica la cosmología incluyendo la aparición de la especia humana. Otras religiones recurrirían a dioses mitológicos relacionados con las fuerzas de la naturaleza y que mediante un acto creacionista originaron el universo, etc.

Es principalmente en las religiones monoteístas, donde la autoridad, la revelación y la tradición dice lo que hay que creer como verdadero. La libre crítica y el libre pensamiento no existen y ambos son justo los motores que junto con la curiosidad (las preguntas del por qué y del cómo) nos llevan a descubrir el funcionamiento del cosmos, incluyendo la vida en general y a nosotros mismos. La Ilustración durante los Siglos XVII-XVIII con sus filósofos y científicos como D`Alembert, Laplace, Diderot, Rousseau, Voltaire, Buffon, etc. nos libraron de la ignorancia, la superstición y de la tiranía y haciendo uso de la razón y de la experimentación nos alejaron de los dogmas religiosos para explicar el mundo y fomentar a su vez el desarrollo de las ciencias: física, química, biología, geología, etc. .

La Filosofía nos ha dado respuestas como las de los antiguos griegos. Por ejemplo, Aristarco, como hemos comentado anteriormente, con su propuesta heliocéntrica se adelanta a su época.

Pero lo que realmente sabemos actualmente del universo, la materia y nosotros mismos procede de la ciencia y por tanto está basado en la experimentación.

Los dos modelos que usamos actualmente para explicar el comportamiento de nuestro universo son la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad general. La mecánica clásica puede considerarse como un caso particular de la mecánica cuántica. (Brian Cox y Jeff Forshaw, “El universo cuántico” 2ª Edición. Debate. Barcelona.2014) Aunque también pueden considerarse realidades dependientes de modelos, (Stephen Hawking y Leonard Mlodinow, “El gran diseño”, Editorial Crítica, Barcelona, 2010).

Finalmente, se ha intentado una Teoría del Todo para explicar las leyes que rigen nuestro universo, en su inicio, su evolución y su final y que integre las interacciones o fuerzas gravitacionales, electromagnéticas, débiles y fuertes, usando el modelo Teoría-M de Edward Witten. (Brian Green, “El universo elegante. Supercuerdas, dimensiones ocultas, y la búsqueda de una teoría final” Drakontos. Critica-Planeta, Barcelona, Tercera Edición, 2005. Stephen Hawking, “Teoría del Todo, el origen y destino del universo”. Bolsillo, Barcelona. Séptima Edición 2011; Crítica de este libro por Germán Sastre, Apuntes de Ciencia y Tecnología, nº 36, julio 2010.) El cosmólogo Lawrence M. Krauss en su obra citada anteriomente “Un universo de la nada” cuestiona esta Teoría del Todo.

Tags: , , , , , ,

Posted in Filosofía, Filosofía de la Ciencia

3 Responses to “REFLEXIONES SOBRE EL UNIVERSO Y LA ESPECIE HUMANA”

  • BEATRIZ GIL dice:

    Interesante comparación de las respuestas que dan diversas ramás del conocimiento a preguntas que llevamos años haciéndonos como especie.

  • Joaquín Sanchiz dice:

    Muy interesante el repaso histórico y el análisis de la evolución del pensamiento. Pero no cabe duda de que al conocimiento se ha de llegar por la experimentación y no por el dogmatismo


Deja un comentario


Powered by WordPress. Designed by Försäkra Online.